Seguidores

jueves, 2 de junio de 2011

Esos pequeños de talles o boceto a dos bandas.

Hago un paréntesis en la serie de post sobre el tema de creación de madera para mostraros como un detalle aparentemente insignificante puede cambiar y mucho un diseño preestablecido.

La historia comienza cuando Raúl Errandonea se pone en contacto conmigo para ver que podríamos sacar en limpio de cara a un posible boceto para el ullastre de la foto.
Tras llegar a conclusión mutua de que todo el verde de su parte derecha sobraba por estar éste contenido en el interior de una curva así como que, de dejarla, le restaría protagonismo al jin-shari, me pongo manos a la obra y le envío un posible diseño para el mismo.
El caso es que no sé si por falta de tiempo o quizás por la premura en realizarlo (ultimamente problemas familiares me tienen muy liado), tras enviarselo y aunque el resultado general me gusta, algo no termina de encajar.

La respuesta a esto,(se ve que a Raúl le pasaba otro tanto) solo llega cuando este me envía una versión mejorada del mismo que consistió básicamente en acercar el verde al tronco. El resultado...¡¡¡mucho mejor!!!.
Y es que, no me cansaré de decirlo, en el detalle está la diferencia.




Aunque el reportaje fotográfico deja mucho que desear, notese la chapuza: una foto demasiado pequeña y una foto directamente...¡a la pantalla del ordenador!, creo que la entrada bien que ha merecido la pena si con ello se deja constancia visualmente de como con un pequeño gran detalle como este se puede cambiar el resultado final y para mejor.
En conclusión, la finalización de este post podría calificarse como a mirar y remirar vuestros árboles en busca de esos pequeños detalles...


NOTA: ultimamente y todavía no sé porqué, el ordena no me deja contestar a los comentarios, pero bueno, estoy en ello.

2 comentarios:

  1. Siempre ven mas cuatro ojos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. muy bonitos dibujos ,tienes mano de artista de primera un saludo

    ResponderEliminar