Seguidores

viernes, 28 de marzo de 2014

Nuevo inquilino

Desde siempre, incluso desde antes de estar metido de lleno en este mundillo del bonsái, el alcornoque, por lo particular de su porte arbóreo, por lo diferenciador de su corteza con respecto a otras especies y por lo de sus frutos (las bellotas), tan ricas...para los cerdos, jejeje, ocupa sin lugar a dudas un sitio preferente entre mis especies predilectas a la hora de realizar un bonsái.

Sin embargo, las muchas caminatas que me he metido en busca de algún ejemplar que me sirviese de punto de partida, me han demostrado que no es que abunden los ejemplares con cierto dinamismo y no digamos ya con una conicidad aceptable, siendo en la inmensa mayoría de los casos los árboles que veremos en la naturaleza troncos de porte más bien rectilíneo y carentes de conicidad alguna.
Amén de que la existencia de yamadaroris de la especie por acciones naturales es nula; tan sólo la poda repetida y continuada en el tiempo llevadas a cabo por los agricultores de los escasos ejemplares que crecen en los márgenes de sus fincas hacen que esto no se convierta en una norma general, siendo en estos lugares, expuestos a las "manos" del hombre, donde preferentemente habremos de buscar algún que otro ejemplar digno de ser recolectado, siendo así mismo la búsqueda fuera de estos lugares tan concretos casi siempre infructuosa.

Sin duda, todo esto, hace de la búsqueda del "alcornoque perfecto" una pequeña aventura particular apasionante y, en caso de encontrarlo, este sea considerado como un gran golpe de suerte.





Bueno, que os dejo con las fotos de un ejemplar al que he recolectado recientemente, con un cierto dinamismo, con un algo de conicidad y al que, por extraño que parezca, nunca se le había podado o recortado.




Si es que...¡haberlos hailos!.




































Saludos.

12 comentarios:

  1. Un buen movimiento si que tiene.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más aún que el que se aprecia en la foto por aquello de poder verlo solo en dos dimensiones.
      No se ve el ir y venir...
      Tal vez debí de poner fotos desde otros lados.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Que conste que además de los cerdos, hay una clase de bellotas, ligeramente dulce y que se come asada como las castañas..... yo las he comido de crío y tengo buen recuerdo de ellas.
    El árbol tiene un movimiento muy bonito.

    Un abra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía de esas bellotas...tendré que probarlas algún día.
      Movimiento si que tiene aunque la conocidad no sea nada del otro mundo, pero aún así me gusta; gracias.
      Un abra.

      Eliminar
  3. Movimiento sí tiene, lo que sí que las fotos son casi todas iguales. Yo también pillé una este año, a ver si tenemos suerte, yo te la deseo a tí y tu a mi ¿vale?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho son casi idénticas. Es lo que tiene el carecer de plato giratorio y el que los brazos ya no estuviesen para muchos trotes tras recolectarlo.
      Por supuesto Juan, suerte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. buena pinta tiene a ver como brota ,enhorabuena

    ResponderEliminar
  5. Hola puers,
    Tiene abundante raíces superficiales y aunque he cortado una raíz pivotante gruesa, la experiencia con esta especie es la de que no habrá problema en que brote.
    Gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Tiene buen movimiento y buena corteza. En tus manos y con una buena brotación, será un árbol fantástico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ishi.
      Espero que así sea.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Tiene un futuro prometedor.
    Qué maravilla de corteza!
    Muchas suerte con él
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel.
      Una de las cosas que más me gusta de él es que al quitarle la tierra superficial y hasta donde empiezan las raíces principales también tiene corteza (cosa no muy habitual en esta especie).
      Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar